Encuentra tiendas con Flanax cerca de ti

Garganta irritada

Qué es

Los dolores de garganta son muy comunes y por lo general no hay porqué preocuparse. Provocan molestia, dolor o comezón en la garganta, lo que a su vez genera dificultades a la hora de tragar o hablar. En general, el dolor de garganta suele ser causado por enfermedades menores, como resfriados o gripe, o por fumar. La forma en que una persona trata el dolor de garganta depende de la gravedad y la causa. Por lo general, los remedios caseros pueden aliviar la molestia hasta que desaparezca. El dolor normalmente desaparecerá por sí mismo en unos días o hasta una semana.

Causas

Las causas del dolor de garganta son:

  • Resfriado común o gripe
  • Infecciones virales tales como influenza, mononucleosis, sarampión, varicela o paperas
  • Laringitis: La mayoría de los casos de inflamación en las cuerdas vocales es viral. Los síntomas son voz ronca y tos, que a su vez son muy incómodos
  • Faringitis: generalmente es viral, y la persona siente dolor al tragar y al hablar, además de sentir inflamación detrás de la lengua
  • Amigdalitis: los casos de inflamación viral en las amígdalas son identificados por enrojecimiento, hinchazón o secreciones in situ
  • Infecciones de transmisión sexual como la gonorrea y la clamidia también pueden causar dolor de garganta
  • Alergias como al polen, hierba o pelo de gato
  • Respirar por la boca, cuando usted tiene alergias o está con la nariz tapada, llevando la suciedad y las bacterias a la garganta
  • Lesiones en la garganta como golpes, cortaduras o tener un pedazo de comida atorado
  • Reflujo de ácido estomacal en la garganta, que puede ser un síntoma de enfermedad del reflujo gastroesofágico. El dolor de garganta en este caso puede o no venir acompañado de síntomas como ardor de estómago, un sabor ácido en la boca o tos
  • Tumor en la garganta, la caja de voz o la lengua también puede provocar dolor de garganta
  • Síndrome de la fatiga crónica, una enfermedad que provoca cansancio extremo
  • Algunas otras causas incluyen: baja humedad, tabaquismo, humo, contaminación del aire, productos químicos o forzar la voz

Síntomas

Dependiendo de la causa, algunos síntomas del dolor de garganta puede incluir:

  • Congestión nasal
  • Secreción nasal
  • Estornudos
  • Tos
  • Fiebre
  • Resfriado
  • Glándulas inflamadas en el cuello
  • Voz ronca
  • Dolor de cuerpo
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad al tragar
  • Pérdida de apetito

Un dolor de garganta normalmente desaparecerá en unos días o hasta una semana. Sin embargo, a veces necesitará tratamiento médico.

Algunos síntomas que requieren una visita al doctor incluyen:

  • Dolor de garganta severo
  • Dificultad al tragar
  • Dolor o dificultad para respirar
  • Dificultad para abrir la boca
  • Dolor en las articulaciones
  • Fiebre superior a 101 grados Fahrenheit (38 grados centígrados)
  • Cuello doloroso o rígido
  • Dolor de oídos
  • Sangre en su saliva o flemas
  • Un dolor de garganta que dura más de una semana

Prevención

No hay forma de prevenir un dolor de garganta, pero algunos cuidados ayudan a reducir los riesgos de un dolor de garganta. Entre ellos, están:

  • Lave las manos con frecuencia, especialmente cuando tenga contacto con personas enfermas o con grandes aglomeraciones, como en el transporte público
  • Mantenga distancia con agentes irritantes como el cigarrillo, la contaminación y el aire acondicionado
  • No fuerce la voz
  • No respire por la boca
  • No fume ni utilice otros productos de tabaco y evite la exposición al humo pasivo
  • Evite el contacto con personas que tienen infecciones en la garganta
  • En caso de nariz tapada, sólo use descongestionantes recetados por su médico o realice un lavado de nariz
  • Tenga cuidado con el cambio de temperatura ambiental
  • Beba mucha agua para evitar la deshidratación
  • No comparta alimentos, cubiertos o vasos
  • Evite tocar los bebederos o fuentes públicas de agua con su boca
  • Use desinfectantes para manos a base de alcohol si no hay agua y jabón disponibles
  • Si tiene alergias estacionales o reacciones alérgicas continuas al polvo, moho o caspa de mascotas, es más probable que padezca de dolor de garganta que las personas que no tienen alergias. El tratamiento de las alergias estacionales o ambientales puede disminuir este riesgo
  • Si experimenta infecciones sinusales frecuentes o tiene goteo nasal posterior, el drenaje por la nariz o los senos nasales también puede causar garganta irritada. Enjuagar la nariz con agua salada puede ayudar a disminuir este drenaje
  • Si vive o trabaja en lugares cerrados como un centro de cuidado infantil, un aula, una oficina, un dormitorio, una prisión o una instalación militar, es posible que tenga un mayor riesgo de dolor de garganta porque las infecciones virales y bacterianas se propagan fácilmente en entornos donde las personas están cerca entre sí. Minimice el contacto con personas que están o pueden estar enfermas y lávese las manos con frecuencia para prevenir la propagación de la infección
  • Si tiene inmunidad reducida (por VIH o diabetes, tratamiento con esteroides o quimioterapia, una dieta deficiente o fatiga extrema, por ejemplo), puede ser más susceptible a las infecciones en general.

Tipos

El tipo de dolor o incomodidad que experimenta con el dolor de garganta depende de la causa. Algunos tipos de dolor de garganta por su origen incluyen:

  1. Faringitis viral: Por lo general experimentará un inicio gradual de molestias y dolor al tragar. Cuando se asocian con la gripe, los síntomas generalmente desaparecen después de aproximadamente un día.
  2. Faringitis estreptocócica: Asociado a una infección bacteriana, el dolor de garganta suele ser más grave y se asocia con fiebre. No se cura tan rápido como con una infección viral. La dificultad para tragar suele ser profunda. La mayoría de las personas notan que el inicio de los síntomas es repentino.
  3. Dolor por cuerpo extraño: El dolor y el malestar suelen ser agudos y específicos (como en el caso de tragar una espina de pescado). El dolor puede variar desde leve e irritante hasta severo y extremadamente incómodo.
  4. Goteo nasal posterior: Es común una sensación de mucosidad que se drena por la garganta. La persona normalmente tiene ganas de tragar. El moco puede causar irritación en la garganta, lo que provoca el dolor.
  5. Candidiasis: Es una infección fúngica (micosis) de alguna de las especies candida (común en pacientes infectados por VIH), la deglución puede ser extremadamente difícil y dolorosa. En algunos casos, puede ser tan grave que la persona apenas puede comer.

Debido a la amplia lista de posibles causas, no es posible describir cada tipo de dolor de garganta. Lo importante es que si experimenta un dolor de garganta persistente, le cuesta beber o comer o tiene dificultad para respirar, debe consultar a su médico con urgencia.

Diagnóstico

Una visita al doctor le ayudará a diagnosticar su tipo de dolor de garganta así como el tratamiento y prevención. El doctor le preguntará sobre sus síntomas, y usará una luz para revisar la parte posterior de su garganta en busca de enrojecimiento, hinchazón y manchas blancas. El médico también puede palpar los lados de su cuello para ver si tiene glándulas inflamadas.

Si el médico sospecha que usted tiene una faringitis, se le realizará un cultivo de garganta para diagnosticarla. El médico pasará un hisopo en la parte posterior de la garganta y recolectará una muestra en busca de bacterias estreptocócicas. Con una prueba rápida de estreptococos, el médico obtendrá los resultados en cuestión de minutos.

Para confirmar el diagnóstico, la muestra se enviará a un laboratorio para su análisis. Una prueba de laboratorio toma uno o dos días, pero puede demostrar definitivamente que usted tiene estreptococos en la garganta.

A veces es posible que necesite más pruebas para descubrir la causa de su dolor de garganta. Puede consultar a un especialista que trata enfermedades de la garganta, también llamado otorrinolaringólogo o médico de oído, nariz y garganta (ENT por sus siglas en Inglés).

Tratamientos

Un dolor de garganta puede tener varias causas, de modo que el tratamiento varía de acuerdo con el diagnóstico establecido por el médico. Por eso, sólo un especialista capacitado puede decir cuál es el medicamento para el dolor de garganta más indicado para su caso, así como la dosificación correcta y la duración del tratamiento. Para un alivio rápido y efectivo contra la incomodidad y el dolor de garganta puede tratar con analgésicos Flanax, los cuales puede comprar en un supermercado o en una farmacia sin receta médica.

Otros remedios caseros para el dolor de garganta incluyen:

  • Descanso en general para fortalecer el sistema inmunológico
  • Descansar la voz
  • Beba líquidos tibios que sean calmantes para la garganta, tales como té con miel, caldos y sopa, o agua tibia con limón. Los tés de hierbas son especialmente calmantes para el dolor de garganta
  • Comer alimentos frescos y suaves
  • Evite fumar así como lugares con humo
  • Haga gárgaras con un enjuague casero de agua tibia y salada
  • Use un humidificador de vapor frío para agregar humedad al aire
  • También hay productos tales como pastillas para la garganta y aerosoles que se pueden probar. Aunque no hay mucha evidencia científica que sugiera que ayuden, algunas personas recomiendan su uso.

Otros Datos

  • El dolor de garganta agudo representa aproximadamente el 4% de todas las visitas al médico familiar.
  • El dolor de garganta es la segunda infección aguda más frecuente en las visitas el médico familiar.
  • Menos de 1 de cada 10 personas con dolor de garganta van a ver a su médico familiar.
  • El dolor de garganta es predominantemente una enfermedad de los jóvenes y los primeros años escolares.
  • Los dolores de garganta son más comunes en otoño e invierno.
  • Los virus son responsables del 85% al 95% de los dolores de garganta en adultos.
  • Los virus causan el 70% de los dolores de garganta en niños y adolescentes de 5 a 16 años.
  • Los virus causan el 95% de los dolores de garganta en niños menores de 5 años.
  • La causa bacteriana más común de dolor de garganta es la fiebre escarlatina.
  • Durante el invierno, aproximadamente el 15-25% de todos los casos de faringitis en niños se deben a una infección estreptocócica. En adultos este número se acerca al 10%.

Referencias