Encuentra tiendas con Flanax cerca de ti

Dolor muscular

Qué es

Los dolores musculares, también conocidos como mialgia, son dolores que se pueden sentir en cualquier área del cuerpo que tenga músculos. Casi todos tenemos molestias o dolores musculares de vez en cuando. Los dolores musculares pueden ocurrir en adultos y niños. Dependiendo de la causa, el malestar puede ser leve o extremadamente severo. El dolor muscular puede afectar un área pequeña, o presentarse en todo el cuerpo, incluyendo: el cuello, la espalda, las piernas, el pecho, los brazos e incluso las manos. Aunque los dolores y molestias musculares en general no son motivo de preocupación y se resolverán sin tratamiento médico en poco tiempo, a veces el dolor muscular puede persistir durante meses o ser un síntoma de una enfermedad subyacente.

Tratamiento para el dolor de espalda”

Causas

Las causas más comunes de dolor muscular son la tensión, el estrés, el uso excesivo y las lesiones menores. Este tipo de dolor generalmente se localiza y afecta sólo unos pocos músculos o una pequeña parte de su cuerpo.

Las principales causas del dolor muscular incluyen:

  • Traumatismo en un área del cuerpo
  • Lesiones por esfuerzo repetitivo
  • Tensión muscular en una o más áreas del cuerpo
  • Uso excesivo del músculo durante el ejercicio o alguna actividad física
  • Lesionarse el músculo mientras realiza un trabajo o ejercicio físicamente exigente
  • Influenza (gripe) y otras enfermedades virales (enfermedades similares a la gripe)
  • Calambres musculares
  • Esguinces

No todos los dolores musculares están relacionados con el estrés, la tensión y la actividad física. Algunas causas médicas para el dolor muscular o mialgia incluyen:

  • Infecciones virales
  • Trastornos autoinmunes como lupus, dermatomiositis y polimiositis enfermedad de Lyme
  • Uso de ciertos medicamentos o drogas; especialmente los medicamentos para el colesterol conocidos como estatinas, inhibidores de la ECA o cocaína
  • problemas de la tiroides, como hipotiroidismo o hipertiroidismo
  • Síndrome de dolor miofascial
  • Polimialgia reumática
  • Polimiositis (enfermedad inflamatoria que causa debilidad muscular)
  • Artritis reumatoide (enfermedad inflamatoria de las articulaciones)
  • Fiebre manchada de las Montañas Rocosas

El dolor muscular sistémico - dolor en todo el cuerpo - es a menudo el resultado de una infección, una enfermedad o un efecto secundario de un medicamento.

Síntomas

Algunas personas con dolor muscular pueden notar, junto con el dolor y la incomodidad en sus músculos, los siguientes síntomas:

  • Moretones
  • Calambres
  • Rigidez o debilidad en el área afectada
  • Espasmos musculares
  • Dolor que aumenta con el movimiento
  • Hinchazón o inflamación
  • Fiebre
  • Erupciones cutáneas
  • Marcas de mordidas
  • Mareos
  • Dificultad para respirar
  • Signos de infección, como enrojecimiento e hinchazón

Algunos de estos síntomas, como fiebre alta o dificultad para respirar, requerirán atención médica inmediata. Si la causa del dolor es una tensión, una lesión o estrés, las molestias se sentirán en un área en particular. Cuando ocurren dolores en todo el cuerpo, es más probable que esto se deba a una infección, medicamento o enfermedad subyacente.

Prevención

Las personas pueden prevenir que se produzcan dolores musculares debido a la tensión, estrés y actividad física intensa haciendo lo siguiente:

  • Cuide su peso
  • Manténgase hidratado, especialmente en días de actividad física
  • Realice ejercicios de forma regular para mejorar su tono muscular
  • Consuma café 30 minutos antes de alguna actividad física vigorosa
  • Realice ejercicios de calentamiento durante 5 minutos por lo menos, primero con movimientos de baja intensidad que generen sudoración leve, luego estiramientos
  • Realice ejercicios de estiramiento al finalizar el ejercicio
  • Si hace ejercicio en climas fríos y siente que está rígido y adolorido, use más ropa para mantenerse caliente
  • Prefiera usar dispositivos ergonómicos que permitan posiciones y movimientos naturales. Ej, teclados de computador, bicicletas, etc.

Tipos

A menudo, un dolor muscular puede confundirse con un dolor musculoesquelético. El dolor musculoesquelético afecta los huesos, músculos, ligamentos, tendones y nervios. Puede ser agudo (de inicio rápido con síntomas graves) o crónico (de larga duración). El dolor musculoesquelético puede localizarse en un área o generalizarse.

Algunos de los tipos más comunes de dolor musculoesquelético incluyen:

  • Dolor óseo: generalmente es profundo, penetrante o sordo. Suele ser el resultado de una lesión. Es importante asegurarse de que el dolor no esté relacionado con una fractura o tumor.
  • Dolor muscular: a menudo es menos intenso que el dolor óseo, pero aún puede ser debilitante. El dolor muscular puede ser causado por una lesión, una reacción autoinmune, la pérdida del flujo sanguíneo al músculo, una infección o un tumor. El dolor también puede incluir espasmos musculares y calambres.
  • Dolor de tendones y ligamentos: los dolores en los tendones o ligamentos a menudo son causados ​​por lesiones, incluidos esguinces. Este tipo de dolor musculoesquelético a menudo empeora cuando el área afectada se estira o se mueve.
  • Fibromialgia: esta es una condición que puede causar dolor en los músculos, tendones o ligamentos. El dolor generalmente se encuentra en múltiples lugares y puede ser difícil de describir. La fibromialgia generalmente se acompaña de otros síntomas.
  • Dolor en las articulaciones: las lesiones y enfermedades en las articulaciones generalmente producen un dolor "artrítico" rígido, doloroso. El dolor puede variar de leve a intenso y empeora al mover la articulación. Las articulaciones también pueden hincharse. La inflamación articular (artritis) es una causa común de dolor.
  • Síndromes de "túnel": se refiere a trastornos musculoesqueléticos que causan dolor debido a la compresión nerviosa. Los trastornos incluyen el síndrome del túnel carpiano, el síndrome del túnel cubital y el síndrome del túnel tarsal. El dolor tiende a extenderse a lo largo del camino suministrado por el nervio y puede sentirse como ardor. Estos trastornos a menudo son causados ​​por tensión excesiva.

Diagnóstico

Durante su visita al médico, su médico de cabecera le hará ciertas preguntas sobre su dolor muscular, como la fecha de inicio del dolor, la ubicación y la gravedad del dolor, los medicamentos tomados y las actividades realizadas. Después de evaluar su historial físico y médico, el médico también puede sugerirle realizar un análisis de sangre (recuento sanguíneo completo) y pruebas de enzimas para identificar o descartar otras posibles causas. El objetivo de estas pruebas de diagnóstico es determinar la causa subyacente del dolor muscular y tratarlo en consecuencia. Para los dolores musculares causados por lesiones graves o afecciones sistémicas, su médico de cabecera puede derivarlo a un especialista para realizar más pruebas y tratamientos.

Tratamientos

La mayoría de los dolores musculares son inofensivos y desaparecen a los pocos días. Algunas formas efectivas para tratarlos en el hogar incluyen:

  • Descanse
  • Realice actividades que facilitan la relajación y eliminan el estrés, como yoga y meditación
  • Evite realizar actividades de alto impacto hasta después de que el dolor muscular desaparezca
  • Colocar hielo indirecto, una bolsa de hielo envuelta en una toalla delgada, justo después de la actividad para reducir la inflamación. Luego usar calor más tarde para aumentar el flujo de sangre al área. El calor también ayudará a aliviar el dolor de articulaciones.
  • Consuma jugo de cereza. El jugo de cereza contiene químicos anti-inflamatorios naturales que pueden reducir el dolor y la inflamación
  • Tome pastillas o algún medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) como Flanax para ayudar a aliviar la incomodidad.

A veces, aliviar los dolores musculares requiere más que una compresa de hielo o un medicamento de venta libre. Los dolores y molestias musculares intensos o que duran más de unos cuantos días pueden ser un síntoma de una afección subyacente que requiere evaluación y tratamiento médico.

Una persona debe ver a un médico si:

  • Nota cualquier signo de infección, como enrojecimiento e hinchazón
  • Tiene una picadura de garrapata
  • Desarrolla algún tipo de erupción
  • Considera que la medicación está causando el dolor muscular

Es crucial buscar asistencia médica inmediata si el dolor muscular ocurre junto con:

  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para tragar
  • Sensación de mareo
  • Rigidez en el cuello y fiebre alta
  • Debilidad muscular
  • Incapacidad para mover el área afectada
  • Vómito
  • Reducción en el volumen de orina o retención repentina de agua

Otros Datos

  • Del total de personas que experimenta dolores musculares en todo el cuerpo, el 8% también presenta fatiga y el 2% también presenta dolor articular.
  • En 1999, un informe publicado por la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos estimó el costo total de los trastornos musculoesqueléticos en $ 215.5 mil millones en 1995.
  • En 2001, el Consejo Nacional de Investigación y el Instituto de Medicina (OIM) informaron que el costo económico de los trastornos musculoesqueléticos, en términos de pérdida de productividad, era de 45 a 54 mil millones de dólares.
  • El dolor muscular crónico afecta a entre el 11 y el 24% de la población mundial, y la mayoría de las personas experimentan dolor musculoesquelético en algún momento de su vida.
  • Las personas mayores, sedentarias, desempleadas, con menos educación y ansiedad tienen más probabilidades de sufrir dolor muscular crónico.
  • Aquellos que sufren de dolor muscular crónico a menudo informan una disminución de la productividad y una parte significativa ha tenido que cambiar de trabajo o dejar de trabajar por completo debido a su dolor.
  • Solo en los EEUU, se estima que todas las formas de dolor crónico incurren en una carga económica de $ 500 mil millones de dólares anuales.

Referencias